Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 

ZODIACO


La palabra zodiaco proviene del vocablo griego Zodiakón: animal y camino, en hebreo se designa con la palabra Sodi, que en sánscrito significa Camino.

El zodiaco es una zona sobre la esfera celeste por el centro de la cual pasa la Eclíptica y que se extiende de ocho a nueve grados a ambos lados de la misma; dando un total de 16 a 18 grados de ancho total e indica el espacio aparente por el que se desplazan el Sol y los planetas con su movimiento propio con respecto al fondo de estrellas y constelaciones visto desde la Tierra. Estas trayectorias aparentes forman una estrecha franja en el cielo a la que los babilonios y griegos dividieron en doce partes iguales, siendo cada una de ellas un segmento del cielo de una extensión de treinta grados de arco, cada sector imaginario contiene una constelación a la cual debe su nombre.

El zodiaco posee una importancia fundamental en la astrología occidental. Otras culturas con tradición astrológica como la china otorgan también una importancia especial a esta región del cielo, aunque definen un zodiaco completamente diferente.

Los signos del zodiaco más que predecir nos dan una especie de orientación en el camino personal, social y universal, indicando el trabajo y los potenciales para poder hacer lo que corresponde a cada quien.

Los doce signos zodiacales tradicionales son Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis. Los mismos poseen un símbolo o grafismo que los identifica, con una rica simbología, a cada signo le corresponde un regente, un animal, una polaridad, pertenecen a un elemento de la naturaleza, tienen una energía activa y propulsora llamada dinamismo, se les designa una palabra clave, y una regencia anatómica. Cada signo posee unas características que le son propias.

Los elementos de la naturaleza, personificados por las Salamandras, los Gnomos, las Sílfides y las Ondinas, los agrupan de la siguiente manera:

Signos de Fuego (Salamandras) Aries, Leo y Sagitario. Estos signos causan aspiraciones e inspiraciones de actividad, creatividad, y entusiasmo. Su impulso es a actuar, necesitan libertad, estar en movimiento, realizar actividades físicas Son autos motivados, valientes e impacientes.

Signos de Tierra (Gnomos): Tauro, Virgo y Capricornio. Son motivados por sus necesidades materiales, su impulso es a ser prácticos, reflexivos, prudentes, metódicos, trabajadores y perseverantes. Son auto disciplinados, rutinarios, de resultados útiles y concretos.

Signos de Aire (Sílfides): Géminis, Libra y Acuario. Los conceptos intelectuales son su mayor motivación, son estudiosos, inventivos, originales, gustan de los compromisos sociales y los estímulos intelectuales. Trabajan en el plano de los pensamientos y las ideas ya que tienen gran necesidad de saber.

Signos de Agua (Ondinas): Cáncer, Escorpio y Piscis. Son signos que necesitan sentir y se motivan con sus anhelos internos. Resultan emocionales, sentimentales, empáticos, inspirados, imaginativos, espirituales, compasivos, ocultistas, místicos, psíquicos, supersticiosos.

Por la fuerza que los impulsa o dinamismo se dividen en:

Signos Cardinales: Aries, Cáncer, Libra y Capricornio. Son los signos que dan inicio a la actividad, proveen movimiento, energía para crear y acción para realizar el comienzo. Poseen iniciativa y audacia para guiar a los demás. Son los líderes. Estos signos marcan el inicio de las estaciones: los equinoccios y los solsticios.

Signos Fijos: Tauro, Leo, Escorpio, Acuario. Los signos que dan estabilidad y concretan las acciones iniciadas por el líder. Son firmes, de voluntad constante, se aferran a sus convicciones para lograr los objetivos trazados. Estos signos marcan el apogeo de las estaciones.

Signos Mutables: Géminis, Virgo, Sagitario, Piscis. Se encuentran en el fin de las estaciones mostrando el cambio y la flexibilidad hacia la nueva etapa. Son signos versátiles, de adaptación, de metamorfosis, son trascendentales para la disgregación. Se amoldan a ser guiados y a tomar el papel que se requiera.

Como saber a qué signo se pertenece.

Normalmente las personas conocen su signo solar, a menos que hayan nacido en días cúspide, es decir, entre los días de cambio de dos signos, (el día cuando el sol ingresaba en el signo siguiente). En estos casos las personas ven que cada año son de un signo diferente, por lo que es conveniente conocer el momento del cambio, bien sea a través de un calendario del año de nacimiento que tenga la hora de ingreso del Sol al signo, de las efemérides astrológicas o de una carta natal realizada por un astrólogo.

El año astrológico comienza con la entrada del Sol al punto vernal en Aries, marcando la Primavera en el hemisferio norte.

Hay que tomar en cuenta que los equinoccios no son fijos porque el plano del ecuador terrestre gira en relación al plano de la eclíptica. Se dice que el Sol está en el equinoccio de primavera o punto vernal en torno al 20-21 de marzo y que el equinoccio de otoño es alrededor del 22-23 de septiembre. A mitad de camino entre los equinoccios se producen los solsticios, el de verano alrededor del 20-21 de junio y el de invierno cerca del 21-22 de diciembre, estas fechas marcan el inicio de las estaciones.