Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 

VERANO


Verano, estación que sucede a la primavera y precede al otoño. En el hemisferio norte o boreal se extiende desde el solsticio de verano (el día más largo del año), el 21 o 22 de junio, hasta el equinoccio de otoño (día y noche de igual duración), el 22 o 23 de septiembre. En el hemisferio sur o austral, por su parte, se inicia el 22 o 23 de diciembre y concluye el 20 o 21 de marzo. Véase Eclíptica.

Es la estación más calurosa del año. Durante esa época los días son largos y las noches cortas. Esas características sólo se aprecian en zonas de latitud media y alta. En las regiones ecuatoriales, donde se producen pocas variaciones en las temperaturas, el verano corresponde a la estación seca, que dura seis meses, lo mismo que la estación húmeda, y el día y la noche tienen la misma duración (12 horas) a lo largo del año. En las regiones árticas y antárticas es muy corto y se caracteriza por días con veinticuatro horas de luz; el número de esos días se incrementa a medida que aumenta la latitud y la proximidad a los polos.

El verano se corresponde en el hemisferio norte con los meses de junio, julio y agosto y en el hemisferio sur, con los meses de septiembre, octubre y noviembre.

En el hemisferio boreal es la estación más larga del año, pues dura 93 días; en el hemisferio austral, por el contrario, es la estación más corta, con 89 días.


Solsticio de Verano 2017 http://gemamatias.com/gema/?p=5032

Solsticio de Verano 2016 http://gemamatias.com/gema/?p=3473

Solsticio de Verano 2015 http://gemamatias.com/gema/?p=1460

Solsticio de Verano 2014 http://gemamatias.com/gema/?p=22


Tristeza de verano

El sol, sobre la arena, luchadora durmiente,

Calienta un baño lánguido en tu pelo de oro

Con las lágrimas mezcla un brebaje amoroso.


De ese blanco flameo esa inmutable calma

Te ha hecho, triste, decir -oh, mis besos miedosos-:

"¡Nunca seremos una sola momia

Bajo el desierto antiguo y felices palmeras!"


¡Pero tu cabellera es un río tibio,

Donde ahogar sin temblores el alma obsesionante

Y encontrar esa Nada desconocida, tuya!


Yo probaré el afeite llorado por tus párpados,

Por ver si sabe dar al corazón que heriste

La insensibilidad del azur y las piedras.


Las cuatro estaciones Stéphan Mallarmé