Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 
Eros y el amor
Gema Matias
Febrero 2006

Corazón coraza


Porque te tengo y no
porque te pienso
porque la noche está de ojos abiertos
porque la noche pasa y digo amor
porque has venido a recoger tu imagen
y eres mejor que todas tus imágenes
porque eres linda desde el pie hasta el alma
porque eres buena desde el alma a mí
porque te escondes dulce en el orgullo
pequeña y dulce
corazón coraza

porque eres mía
porque no eres mía
porque te miro y muero
y peor que muero
si no te miro amor
si no te miro

porque tú siempre existes dondequiera
pero existes mejor donde te quiero
porque tu boca es sangre
y tienes frío
tengo que amarte amor
tengo que amarte
aunque esta herida duela como dos
aunque te busque y no te encuentre
y aunque
la noche pase y yo te tenga
y no.

Mario Benedetti


En la obra Las aves de Aristófanes, Eros nació a partir de un huevo puesto por Nix (la Noche), quien lo había concebido con érebo (la Oscuridad).

En el libro la Teogonía de Hesíodo, Eros (el Cupido romano) surge tras el Caos (Urano, el cielo estrellado) junto con Gaia, (la Tierra), y el Tártaro (el Inframundo).

Según Platón es un "daimon" intermediario entre dioses y humanos y había nacido de la unión de Poros (abundancia) y Penía (pobreza) y fue engendrado el día que se celebraba el nacimiento de Venus (Afrodita). De esta unión nació su ambivalencia heredando la carencia de la madre y la plenitud de su padre, es una fuerza que conduce a la muerte y a la vida; de ahí nace la versión que lo hace hijo de Venus, quien representa la sensualidad, el amor y la belleza.

Eros es representado como un adolescente juguetón y travieso o como un infante desnudo alado, provisto de un arco y un carcaj en el que llevaba dos clases de flechas: unas de oro con plumas de paloma que provocaban un amor instantáneo, y otras de plomo con plumas de búho que provocaban el rechazo; con las cuales ocasionaba frecuentes problemas a dioses y mortales. Cupido era consciente del poder que desplegaban sus flechas, era imprevisible, irracional e inconstante, llegando a rechazar algunas peticiones de su madre y de los dioses en cuanto a interferir en el curso de la vida de algunos mortales.

Fue adorado fervientemente por un culto a la fertilidad en Tespia, y jugó un importante papel en los misterios eleusinos al ser adorado como Protogonos, el primero en nacer. En Atenas, se le consagraba el cuarto día de cada mes.

En nuestra cultura le rendimos homenaje el 14 de febrero "Día de los enamorados".

Eros es una de las divinidades primordiales, es una fuerza fundamental del mundo ya que lleva las cosas a unirse y crear vida, asegurando la continuidad de las especies y la cohesión del Universo.

Cuando somos flechados por Cupido nos vemos reflejados en los ojos del otro, nace el amor, nos embriagamos y conectamos con nuestra propia esencia.

"El amor es bastante más que la tensión entre dos seres; no sólo implica a dos términos cuya fusión sería la finalidad ideal y el resultado logrado, sino que además engendra a un tercero: un -retoño-, un pensamiento, una obra. El amor es *concepción en la belleza, según el alma y el cuerpo*, es fecundo, procreador o, más general, creador. Lejos de encerrar a dos seres en una hipotética unidad, la de un grado perdido, invita a la superación, conduce a lo inédito y asegura mediante el engendramiento el paso de la mortalidad a la inmortalidad." Genevieve Droz

Estatua "Eros y Psique" Autor: Gian Lorenzo Bernini


 

<< ANTERIOR | SIGUIENTE >>