Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 
Sistema Solar
Abril 2006
Gema Matias


 

Nuestro sistema solar esta conformado por planetas, asteroides, satélites y cometas. Si se pudiera mirar desde el polo norte de la Tierra, se vería a los planetas moviéndose alrededor del Sol en dirección contraria a la de las agujas del reloj.

Los nueve planetas del Sistema Solar se dividen en dos grupos: los interiores (Mercurio, Venus, Tierra y Marte) y los exteriores (Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón). Los interiores están próximos al Sol, son pequeños y se componen sobre todo de roca y hierro. Los exteriores (excepto Plutón) son mayores y se componen, principalmente de hielo, hidrógeno y helio. Todos los planetas, excepto Venus y Urano, giran sobre su eje en la misma dirección y; salvo las órbitas de Mercurio y Plutón que son inclinadas el sistema es bastante plano.

Entre Marte y Júpiter existe un cinturón de asteroides, un anillo conformado por el tipo de elemento del que se formaron los planetas interiores. Este material no pudo agruparse para constituir un planeta, según los astrónomos, por la perturbación de la influencia gravitatoria de Júpiter, el planeta más grande del Sistema Solar, algunos de los asteroides que cruzan la órbita de la Tierra pueden ser los restos rocosos de cometas extinguidos.

Después del cinturón de asteroides se encuentran los cuatro planetas exteriores, compuestos gaseosos gigantes: Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno. Sus características físicas son típicas de los planetas que se forman a gran distancia de la estrella de un sistema, en los que se conserva el material volátil originario y puedan contener un pequeño núcleo rocoso.

Entre Saturno y Urano con una órbita excéntrica que le acerca a los dos planetas, se encuentra Quirón, asteroide descubierto en 1977, quien completa una revolución alrededor del Sol cada 51 años Debe su nombre al más famoso de los centauros, y tiene una órbita semejante a la de los cometas, pero es mucho mayor que cualquier cometa conocido, con una superficie oscura, y un diámetro de unos 320 kilómetros, se dice que puede ser un enorme cometa inactivo.

Más allá de la órbita de Neptuno, se encuentra un conglomerado de cometas conocido como cinturón de Kuiper, que contiene unos mil millones de ellos.

Luego viene Plutón, un compuesto gaseoso helado con una excéntrica orbita elíptica en la que hay momentos que se acerca más al Sol que a Neptuno.

Los cometas se encuentran en torno al Sol en dos grandes grupos: el cinturón de Kuiper y la nube de Oort. En 2002 se identificó, dentro del cinturón de Kuiper, un cuerpo celeste (bautizado provisionalmente como "Quaoar") de unos 1.300 km de diámetro, el más grande hallado orbitando el Sol desde que se descubrió Plutón en 1930.


 
 

<< ANTERIOR | SIGUIENTE >>