Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 
Real Observatorio de Greenwich
Mayo 2006

El Real Observatorio de Greenwich está situado en el municipio del área metropolitana de Londres del que lleva su nombre, a orillas del río Támesis, en el sureste de Inglaterra.

Fue fundado en 1675 por Carlos II de Inglaterra para establecer con la posición de la Luna tablas que permitieran a los barcos ingleses calcular la longitud. En 1750 empezó la publicación de las mismas en Observaciones Astronómicas, y desde 1838 se publicaron anualmente. Desde este observatorio se tomaron fotografías del Sol a diario, y se guardó un registro fotográfico ininterrumpido desde 1873.

Desde este punto, William Lassell descubrió débiles satélites en los planetas Neptuno y Urano en 1846 y en 1851 respectivamente. Otro descubrimiento fueron los ocho satélites de Júpiter.

Este observatorio es famoso por ser el lugar donde se encuentra el meridiano de origen, el llamado Meridiano de Greenwich o meridiano de longitud 0° y el que proporciona la hora oficial del mundo.

Un meridiano es una línea imaginaria que forma la mitad de un círculo máximo y une los polos norte y sur. Las longitudes Este y Oeste convergen en el lado opuesto de la Tierra sobre el meridiano de longitud 180°, que se define como el antimeridiano principal.

En una conferencia que tuvo lugar en Washington, en 1884, se produjo el acuerdo, suscrito inicialmente entre 25 países; donde se decidió que la longitud debía medirse hacia el este y el oeste, partiendo de la longitud 0° del meridiano de Greenwich y fue adoptado internacionalmente desde el 1 de enero de 1885, como origen para medir la longitud y como la línea base para establecer los husos horarios a nivel mundial.

El horario oficial, basado en el tiempo solar, fue introducido en 1883. Se dividió la Tierra en 24 husos horarios, partiendo del meridiano cero; se numeraron según su distancia al Este o al oeste de Greenwich y abarcan 15° de longitud. Cada huso está determinado por el meridiano que lo divide y dentro de cada huso horario, todos los relojes deben marcar la misma hora, y entre un huso y el siguiente hay una diferencia de una hora; los límites de los husos se han adaptado a las fronteras internacionales y a los límites regionales en los países muy extensos. Los relojes se sincronizan con la hora local de Greenwich, denominada GMT por sus siglas en inglés. Los astrónomos utilizan el mismo sistema, denominándolo UTC.

En cualquier punto del huso, la hora legal es la hora local de su meridiano central. Esa hora local se obtiene añadiendo a la hora universal (la del meridiano de Greenwich) un número de horas correspondiente al número del huso.

El tiempo de efemérides se basa en la rotación anual de la Tierra alrededor del Sol, y su posición de base, igual que en el tiempo sidéreo, es el equinoccio de primavera. El tiempo solar y el sidéreo presentan imprecisiones debidas a las irregularidades de la rotación de la Tierra en torno a su eje, de 1 o 2 segundos anuales. En 1940 se eliminaron estas dificultades con la introducción del tiempo de efemérides, empleado por los astrónomos cuando necesitan la máxima precisión para calcular las posiciones de planetas y estrellas.

Artículos publicados en:
http://www.encuentrosastrologicos.com/Nuestra Astrologia.htm

 

<< ANTERIOR | SIGUIENTE >>