Inicio Calendario Cartas Cursos Horóscopo Temas Camino de Santiago Contáctame Productos 
Neptuno en Piscis
Gema Matías
Febrero 2012

Neptuno entra en el signo Piscis definitivamente el 3 de febrero de 2012, a las 14:23 hora de Venezuela (18:53 GMT) y permanecerá hasta marzo del 2025, cuando pasará al signo de Aries para retrogradar de nuevo a Piscis en octubre de 2025, a recoger lo que dejo en la mudanza y retornar definitivamente a Aries en enero de 2026.

Neptuno en la astrología moderna es el regente del signo de Piscis, así que está entrando en su domicilio, el cual no visitaba desde abril de 1847, cuando tocó la puerta para entrar definitivamente en febrero de 1848.

Durante los casi 14 años que pasó en ese ciclo, hubo personas que marcaron huellas inspiradoras en las artes, la religión, el estudio del inconsciente, tuvieron auge las drogas, los gases y los anestésicos. Al ser un planeta transpersonal su efecto marca sucesos en la Tierra, sobre el subconsciente colectivo y en la creatividad subliminal.

Como dios del mar reina sobre todas las fuentes, corrientes de agua y océanos, también es el causante de los terremotos, según nos cuenta la mitología griega y Piscis es el último signo del zodíaco, donde todo culmina para entrar en un nuevo ciclo.

Neptuno representa nuestra necesidad de reconectarnos con algo mayor que nosotros, algo o alguien donde poder entregarnos, fundirnos y ser parte del Todo, por lo tanto, en el océano de Piscis está muy cómodo, traspasando las fronteras de la realidad, sumergiéndonos en los sueños, visiones y lo numinoso.

La percepción de los mundos inconscientes permite encontrar la espiritualidad propia a cada quien, la que mejor resuena con la naturaleza intrínseca, una elevación de la conciencia a través del flujo de sus aguas.

Las religiones permiten asir parte de ese mundo interno, cada quien a su rebaño, por eso hay tantas y este es el momento donde se disuelvan los patrones estancados, las aguas neptunianas pueden producir tsunamis internos y externos. Es el tiempo de disolver todo aquello que ya no funciona.

Si bien Neptuno en Piscis viene a difuminar las fronteras de la irracional materialidad para una nueva reconexión hacia lo espiritual, tampoco hay que olvidar la parte material necesaria, para sustentar la vida armoniosa con las leyes de la naturaleza y los habitantes del planeta.

Es el momento de buscar la razón y el por qué de la vida utilizando el sentimiento, la intuición y la contemplación.

Piscis está representado por dos peces que nadan en sentidos contrarios, hay peces que nadan sin rumbo y otros que tienen una dirección, unos buscan la superficie otros las profundidades.

La actitud hacia la evasión y las dependencias se potencian en Piscis, para desconectarse con la realidad no hay más que encontrar aquello que lo permita. En la parte negativa se pueden utilizar más los fármacos, los estupefacientes, el alcohol o cualquier sustancia que altere la conciencia.

Es recomendable estar atentos a las dependencias, se puede ser dependiente a una relación, a una persona, a ciertos pensamientos recurrentes, a una actitud o a varias, a un objeto como la T.V., la computadora, el chocolate, a los juegos, etc., casi cualquier cosa puede servir para tener una adicción y evitar vivir en la realidad.

En su parte más positiva se potencia la música, el arte, la espiritualidad y la meditación como medio de sumergirse a las profundidades del inconsciente y entrar en otros mundos que agiten el espíritu humano. Hay que encontrar la nota de la escala cromática que le pertenece a cada uno, su ritmo, la armonía dentro de las múltiples tonalidades de la colectividad humana.

La iluminación, el éxtasis y el gozo místico van de la mano de la experiencia religiosa o espiritual, de ese contacto personal con lo sagrado hacia el encuentro con el agua primordial de Piscis.

Es momento de perdonar. La capacidad de perdón dependerá de la disposición de colocar la otra mejilla de cada quien. Hay que expiar los “pecados” y purificarse interiormente. Evitando el fanatismo y la distorsión de la “verdad”, cada persona posee su cuota de la misma y difieren entre familias, entre religiones, entre países, entre razas y entre culturas. Variopintas verdades para todos los gustos que se pueden distorsionar fácilmente y salir “redentores” a montones./p>

Neptuno en Piscis tiene necesidad de sacrificarse por algo o por alguien, renunciando a sí mismo por una causa mayor, hay disposición para la entrega y se presentaran crisis de fe. La fe al trabajo, la fe al país, la fe a los estudios, la fe a la pareja, la fe a la religión, la fe a lo que sea. Todo dependerá de la posición de Neptuno en la carta, ahí estará enfocada la crisis que se debe solventar en este período. Cuidado con victimizarse a favor de otros.

El momento es propicio para comenzar un viaje místico que permita aproximarse a un conocimiento más íntimo y universal de la vida.

@GemaMatias


 

<< ANTERIOR | SIGUIENTE >>